Vicente brilla una vez más